Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Ginkgo Biloba: el árbol inmortal

8.4.09
El Ginkgo Biloba y sus propiedades terpéuticas

El ginkgo, conocido también como árbol de los cuarenta escudos, es un árbol único en el mundo, sin parientes vivos, constituye uno de los mejores ejemplos de fósil viviente conocido.

GINKGO  EL ARBOL INMORTALOriginario de China. Puede llegar a vivir un milenio. Puede florecer en diferentes climas del mundo, sin embargo, crece principalmente en China y Corea, en el sur y el este de Estados Unidos, el sur de Francia, y en ciudades de Uruguay y de Argentina. Desde hace siglos se ha utilizado en la medicina tradicional china debido a sus acciones terapéuticas.

De las hojas del ginkgo se obtiene un extracto que posee flavonoides (ginkgoloides y heterósidos) que al ingerirse aumentan la circulación sanguínea central y periférica, y como consecuencia se hace más eficiente la irrigación de los tejidos orgánicos.

Esto beneficia a las personas en edad madura y señil, ya que sus organismos pierden capacidad para irrigar adecuadamente los tejidos (especialmente el cerebro y eso provoca la pérdida de memoria, cansancio, confusión, depresión y ansiedad). El consumo de Gingko aminora estos síntomas y además también hace más eficiente la irrigación en el corazón y las extremidades.

Otras investigaciones muestran que estos flavonoides tienen "función antiagregante", es decir, reducen la tendencia de las plaquetas a aglutinarse, reduciendo así la tendencia a la formación de coágulos en las venas y arterias y por lo tanto disminuyendo el riesgo de una trombosis. Por su función antiagregante estos flavonoides ayudan en la recuperación de accidentes cerebrovasculares y crisis cardíacas.

Además, estos flavonoides también son efectivos en neutralizar radicales libres que están implicados en el proceso del envejecimiento. De hecho tienen una función oxigenadora a nivel cerebral ya que aumentan la utilización de la glucosa y la producción del adenosín trifosfato.

ginkgo bilobaSu fama mundial comienza en 1945, cuando se lanzó la bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, causando decenas de miles de muertos y destruyendo todo rastro viviente en muchos kilómetros a la redonda.

El único ser vivo que resistió la catástrofe fue este árbol, llamado Ginko Biloba, y ahora se sabe por qué.

Entre los efectos que provoca una explosión atómica se encuentra una fuerte radiación ionizante, que produce una oxidación en los tejidos vivos que atraviesa dicha radiación. El Ginko Biloba es un auténtico fósil viviente, un árbol que existía hace ya cientos de millones de años, cuando la atmósfera terrestre era mucho más rica en oxígeno, y desarrolló sistemas de defensa contra la oxidación que lo salvaron de la explosión atómica.

Después de la bomba atómica de Hiroshima, se le conoce como portador de esperanza.

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos