Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Meditación, respiración y salud

4.3.13
La instructora Francesca King invita a encontrar respuestas a los problemas cotidianos, e incluso buscar la sanación de una dolencia física o emocional, por medio de la respiración.

Con bolsas de dormir, mantas, almohadones, e incienso, la sesión comienza. Varias personas están acostadas, formando entre todas un círculo. Francesca los motiva a entrar en una respiración dinámica que contribuye a elevar el nivel de energía en sus cuerpos. Estos experimentan vibraciones y, en ocasiones, frío.
yoga y meditacion
“A veces, por el trajín diario, carecemos de momentos para pensar con claridad y tomar decisiones importantes sobre la familia y los negocios. Entrar en silencio nos permite escuchar la voz interior que sabe la respuesta”.

La cantidad de energía que se recibe al respirar deshace el tumulto emocional, mental y es un “salto cuántico” a la meditación.

“Me doy cuenta del momento, del instante, de la vida misma. Mientras más lo practico, encuentro paz y trato de mantener esa sensación que es indescriptible”, expresó Rafael, instructor de artes marciales, después de finalizar dos horas de sesión.

Lucía, farmacéutica, quien practica la respiración desde hace varios años, la describe como algo casi “mágico”, un proceso sencillo y cotidiano que, por el estrés, se pierde de vista.

Beneficios de de una buena respiración
Con la respiración profunda se desintoxica el cuerpo, se logra el masaje en los órganos internos, la estimulación del sistema inmunológico, oxigenación y purificación de la sangre. Todo ello favorece el funcionamiento adecuado de órganos, músculos, huesos, membranas y fluidos.

Además, permite revitalizar y equilibrar el sistema nervioso, favorece la atención y concentración, potencia las facultades mentales y tranquiliza en momentos puntuales de dolor, ira, pánico, ansiedad, fobia o estrés.

Ocho pasos de equilibrio
La definición histórica y etimológica de ashtanga yoga es “Yoga de los ocho pasos” (ashta : ocho,anga : miembro). Son: yama (leyes universales de la vida), niyama (libre observación), asana (posturas), pranayama (control de la respiración),pratyahara (poco comer), dharana (fijación de la mente); dhyana (meditación) y samadhi (ensimismamiento de la realidad suprema).

Las posturas son una secuencias de posiciones que van de la mano con la respiración y siempre se realiza en el mismo orden. Los movimientos son rápidos y tienden a tener curva hacia delante. Se hacen de pie, sentado, de espaldas y en equilibrio.

El resultado es un continuo movimiento que puede mejorar la resistencia, fuerza y flexibilidad.

El ashtanga yoga también ayuda a mejorar la circulación, a tener un cuerpo liviano y fuerte, una mente en calma, llena de energía y plenitud.

Fuente: elfinancierocr.com

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos