Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

El optimismo y sus beneficios

20.5.13
Andrés era una persona triste, pesimista y con falta de autoestima, hasta que un día sus padres se cansaron de su situación y lo llevaron con un psicólogo, con la esperanza de que le devolviera el deseo por vivir.

“Después de unos meses, ya no soy el mismo individuo que fui durante gran parte de mi vida”, cuenta.
Después de haber ido a terapia, combinada con algunas clases motivacionales, él ahora posee un nutrido grupo de amigos, tiene un buen trabajo y su relación con sus padres ha mejorado notablemente.

¿Cuál es la clave? “Es tan simple que sorprende: Basta con ver el lado positivo de cualquier cosa y confiar en sí mismo”, contesta.

Tal definición resume todo lo que es la programación neurolingüística, PNL, ideada por los estadounidenses Richard Bandler y John Grinder.
optimismo

En sus inicios (a principios de los 70) ambos querían saber por qué los tratamientos psicológicos de Milton Erickson, Fritz Perls y Virginia Satir eran más efectivos que los de sus colegas.

Tras una profunda investigación, concluyeron que los tres expertos empleaban una forma muy particular de comunicación en la que, a través de sencillos ejercicios, una persona puede llegar a dominar su mente y así, automotivarse, dejar malos hábitos, perder miedos o incluso, curar ciertas enfermedades.

La PNL y la importancia de las palabras
La premisa básica en la que se basa la PNL es que las palabras que usamos reflejan la percepción de nuestros problemas. Si estas frases son inadecuadas o negativas, el problema persistirá tanto tiempo como sigamos con ese pensamiento, explica Juan José Pérez, profesor del Método Silva.

Según el psicólogo Ricardo Sandoval, la PNL se divide en tres partes: La programación, que son las señales o contenido manipulado para dar paso a la información útil; “neuro”, que se refiere a todo el sistema neuronal que alimenta el cerebro; y la lingüística, que son los medios verbales y no verbales que utiliza el ser humano para comunicarse.

La PNL también está relacionada con los estilos de aprendizaje: visual, auditivo y kinestésico. Cada individuo se desenvuelve en cada uno de estos tres enunciados: por ejemplo, hay quienes aprenden más rápido y mejor escuchando a su maestro, otros observando la pizarra y también están los que son más eficientes en la acción y ejecución.

¿Cómo funciona?
Cada palabra o frase que el paciente utiliza para describir sus problemas, así como las expresiones faciales y postura corporal, son analizadas minuciosamente por el especialista.

Esto es para ayudarlo a comprender las causas de sus preocupaciones y de esa manera, auxiliarle a replantear sus pensamientos y asociaciones mentales para “componer” las nociones que tiene de la vida.

Si a usted una persona le hizo mucho daño y sufre cada vez que la observa, una posible solución es que cada vez que se le presente, en lugar de verla con odio o rencor, la visualice en la forma de alguien que ame o le brinde paz, como Jesús.

En la base de la PNL se encuentra la sustitución de lo negativo por lo positivo.

El poder de la palabra es enorme, y de ahí la importancia de mantenerse saludable de mente y desechar pensamientos “basura”, que de nada sirven.

Mente fantástica
Aún hay mucho por explorar en el campo mental, pero la PNL enseña a ser mejores ante la vida.
¿Podemos de verdad estar saludables con sólo predisponernos para ello? ¿Alcanzaremos nuestras metas con sólo mentalizarnos en eso?

Visualiza lo que deseas y créelo. No pierdes nada con intentarlo

Recomendaciones:

Pon en práctica lo siguiente

-Tus palabras y pensamientos son poderosos.
-Si alguien te menciona algo negativo, no lo tomes para ti. Sólo acepta lo bueno.
-Relájate y visualiza lo que quieres. Piensa en ello, no lo pierdas de vista y trabaja por tu objetivo.
-Con sólo pensar en cosas positivas, tu vida transcurrirá más feliz y mejor. Evita el pesimismo.
-Levántate todos los días con algo bueno en mente. Progresivamente, tu visión de vida será cada vez más optimista.
-Intenta no amargarte con los simples problemas cotidianos.
-Piensa: ¡Yo sí puedo hacer las cosas!, ¡yo soy capaz! y otras cosas similares. Agradece al Ser Superior por lo que ya tienes.

Fuente: adaptación de textro extraído de prensalibre.com

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos