Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Ecología mental: limpia y cuida tu mente

10.9.13
Ecología mental, vivir de manera plena. Desarrollo personal

En nuestra cabeza, al igual que en los jardines, conviene limpiar las “malas hierbas”, es decir, las creencias y esquemas limitadores, como la culpa, el miedo y el sufrimiento, para que las plantas sanas florezcan ( la felicidad, el bienestar y la prosperidad)

La corriente de pensamiento denominada “ecología profunda” o “ecología mental”, sostiene que la falta de armonía, así como los conflictos y problemas que existen entre los seres humanos y su medioambiente natural y otros seres vivos, obedecen al tipo de mentalidad que impera en las personas.

Ecologia mental

Afirman que esta forma de pensar explotadora, dominadora y egocéntrica, se traduce en una sociedad centrada en el ser humano como única referencia y amo absoluto del universo. De allí surgíría el conflicto con las demás formas de vida y con el propio planeta. Los partidarios de esta tendencia proponen un cambio cultural hacia una nueva mentalidad y forma de vivir en la que la gente consiga una armonía con la vida y la Naturaleza -y no “sobre” o “fuera” de ella- y al mismo nivel que los demás seres vivos.

Algunos psicólogos, sostienen que esta propuesta ecológica de hermandad planetaria, en los que subyace la idea de que todos estamos interconectados entre nosotros y a su vez con la vida y el medioambiente, también puede aplicarse al ámbito de la mente y las emociones humanas.

Jorge Lomar, máster en psicología transpersonal, comenta que: “La Ecología Mental (EM) es un concepto integral de crecimiento humano que parte de idea fundamental de que todos somos uno en esencia y de que todos compartimos un mismo entorno mental, en donde aparentamos separación y diversidad”

LA MENTE ES LA HERRAMIENTA DEL CAMBIO

El especialista Lomar, sostiene que: “La mente es el espacio personal en donde gestionamos nuestro hacer, nuestro hablar, y mucho más importante, nuestro sentir. Por ello, decimos que nuestro pensamiento es creador. No solo es creador de nuestra experiencia, sino que nuestra experiencia construye la experiencia grupal y global”

"Nuestros pensamientos salen ahí fuera y afectan a toda la realidad. Afectan a la mente global, afectan a la cultura, a la sociedad, a nuestro entorno, a nuestra historia y a nuestros hijos. Y todo es originado en nuestra mente”, según el experto.

El Universo es un sistema dinámico que está permanentemente equilibrándose y ajustándose a si mismo. Nada ni nadie existe aisladamente, todos formamos parte de un sistema mayor, la familia, el trabajo, las amistades y la sociedad en general.

En ese contexto la Ecología Mental abre una nueva dimensión del trabajo personal, consistente en cuidar y mantener limpia la mente para emitir energía emocional ecológica y armónica, para convertirse “en un foco de luz de dentro a afuera”. Por ello, para los seguidores de esta corriente psicológica, nuestra mente merece una atención especial y todo un tratamiento de depuración y limpieza.

Para realizar esta limpieza mental y emocional, se emplean diferentes herramientas de auto-observación, autoayuda y superación personal, como la meditación, la visualización, la respiración consciente, los ejercicios de autoexploración, la dramatización de situaciones… “y además ¡mucho humor!.”, según explica Lomar.

En los talleres de EM los participantes juegan, de forma alegre y desenfadada, a conocerse, hablan y se hacen preguntas cómo ¿Qué soy realmente? ¿Qué hay de auténtico en mí? ¿Qué significa “Conciencia del Uno?”

Con la Ecología Mental se aprende a mantener limpia la mente y a aumentar la vivencia de nuestra verdadera identidad por encima de papeles, disfraces, roles y patrones, y también se es consciente de las “identidades adquiridas” que todos poseemos.

Además, la EM nos permite conocer el modo en que funcionan nuestra mente y emociones, identificar las distintas adicciones al dolor y al sufrimiento en forma de pensamiento, palabra y acción que repetimos en nuestro vivir diario, limpiar las memorias dolorosas y anclar una nueva mentalidad más ecológica.

Se trataría, en definitiva, de un entrenamiento mental, que combina técnica de la “filosofía perenne” (zen, vedanta Advaitia, taoísmo, hinduismo), del chamanismo y de la ciencia más moderna (física cuántica, psiconeuroinmonología, psicología integrativa, astrofísica).

Uno de los resultados de aplicar la Ecología Mental es ser felices porque estamos aquí, sin más, sin causas externas. Ese estado de gozo esencial, que radica en profundizar en el goce de existir, la alegría de ser, es una de las principales aportaciones de la Ecología Mental.

Fuente: resumen de texto de O. Segura en efe.com

2 comentarios :

  1. Te recomiendo www.eduardpunset.es, si no la conoces te gustará.

    ResponderEliminar
  2. Cinthya10.9.13

    la ecología mental abarca una gran variedad de filosofías y téncnicas, la verdad es que es muy útil practicarla

    ResponderEliminar

 
Ver más / ver menos