Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

No hagas hoy lo que puedes dejar para mañana

7.11.13
No hagas hoy lo que puedes dejar para mañana-Desarrollo personal-PNL

No se trata de una versión incorrecta de frase popular, pero es una forma original de decir que a veces es preferible permitir que reposen las ideas y propósitos, y dejar algunas tareas o decisiones para más tarde, en vez de precipitarse.

El refranero popular reza: "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy". Nadie pone en duda el acierto de este conocido aforismo, y el de otras expresiones populares como "el que espera desespera", o "el que le da demasiadas vueltas a las cosas, al final se marea". Todas vienen a concluir que lo que ha de hacerse o resolverse, cuánto antes se aborde y menos se postergue, mejor.

La psicoterapeuta María Campos Olivas, especializada en Programación Neurolingüística (PNL) dice que "Toda regla tiene su excepción, porque hay ocasiones en que lo más sensato y eficaz consiste en hacer todo lo contrario: en tener paciencia y esperar, antes de actuar o decidir...".

estres oficina desarrollo personal

La especialista sostiene que: "A veces se pospone por hábito, eludiendo el control de la propia vida y responsabilidades, la solución de problemas, la expresión de lo que se siente o el afrontamiento de la inseguridad o el temor a lo desconocido, o para evitar situaciones desagradables como una discusión familiar, lo cual produce malestar y frustración",

Para evitar estas postergaciones innecesarias, Campos recomienda preguntarse: ¿Qué es lo imprescindible, lo que no admite demora, y qué es lo aconsejable, aquello importante, pero no indispensable? ¿Qué estoy evitando al dejar de hacer algo sistemáticamente? ¿Cómo sería mi vida si hiciese lo que habitualmente demoro?

Fijando metas
El siguiente paso, según la experta, consiste en fijarse unos objetivos claros y realistas, que se puedan alcanzar y que haya forma de evaluar su consecución.

Darse plazos cortos que se puedan cumplir con facilidad, reflejar las actividades propuestas y cumplidas en una agenda, pedir a nuestros parientes o amigos colaboración para seguir y apreciar el logro de las metas, afrontar las equivocaciones y limitaciones y abandonar el perfeccionismo, son medidas que ayudan a dejar de lado las postergaciones innecesarias.
Fijar metas desarrollo personal pnl
En el mundo occidental hay una considerable presión social y de quienes nos rodean para que resolvamos todo al instante, pero a veces nuestra intuición nos dice que para resolver algunos asuntos o tomar ciertas iniciativas es preferible esperar hasta tener las cosas más claras o estar en mejores condiciones para abordar ese reto en particular.

La sabia voz de la intuición
En esos casos, según la terapeuta, tenemos que hacerle caso a nuestra sabia e intuitiva voz interior, porque aunque las postergaciones innecesarias o realizada por pura costumbre tienen efectos negativos y traen más complicaciones, en algunos casos conviene dejar las cosas para más tarde.

A veces, mientras más tiempo dedicamos a solucionar algo, menos avanzamos. Por ejemplo, hemos trabajado todo el día, pero no queremos dejar ningún cabo suelto y nos empeñamos en acabar un informe, escribir una carta a una amiga, estudiar algunas horas adicionales o cambiar los muebles de lugar para que nuestro cuarto sea más acogedor.

Agotamiento físico y mental
En ocasiones nos esforzamos o intentamos algo, pero nos falta energía para seguir adelante: no avanzamos, pasan los minutos sin resultado y al final nos bloqueamos, con una sensación de haber fracasado. Seguimos donde estábamos, pero hemos perdido el tiempo inútilmente.

Cuando el cuerpo y la mente dicen ¡basta! conviene escucharlos: en esos casos es mejor suspender la actividad en vez de insistir. Mañana, después de descansar y desconectar resolveremos en poco tiempo, lo que hoy nos parece un dilema insoluble.

Establecer prioridades
Según la experta, esto no implica que dejemos de lado la necesidad de establecer prioridades en nuestro día a día. Una técnica básica consiste en hacer listas de las actividades pendientes: una con las que se deben hacer de inmediato, son urgentes o muy importantes; otra con las que pueden esperar unos días o más de una semana; y otra con las que nos gustaría hacer cuando tengamos tiempo, a más largo plazo.

Fuente: extracto de artículo publicado en efe

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos