Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Constelaciones familiares, la familia como universo

30.1.11
La familia de origen, por medio de la interacción entre cada uno de sus miembros, determina la concepción que tenemos del mundo. Por ello, la técnica de constelaciones familiares es una alternativa válida para solucionar nuestros conflictos internos.

Existen numerosos teóricos e investigadores clínicos dentro del campo de la psicoterapia que han aportado invaluable información para fundar técnicas de ayuda a los múltiples problemas afectivos que enfrentan las personas. Muchos de ellos son figuras pioneras en el desarrollo de la terapia familiar y dejaron las bases para el actual crecimiento en el campo. Entre ellos podemos mencionar a Satir, Minuchin, Erickson, Ackerman, Böszörmenyi-Nagy y otros más. A partir del empeño de estos especialistas han surgido algunas técnicas novedosas. La que hoy nos ocupa es el enfoque de constelaciones familiares (CF), que nació en los ochenta. Su creación se atribuye primordialmente al psicoterapeuta alemán Bert Hellinger, cuyas bases teóricas y técnicas parten de varias disciplinas. Entre ellas destacan el psicoanálisis, el psicodrama, la terapia Gestalt, la primal, la hipnosis clínica y como centro la teoría sistémica. El trabajo de las CF es entonces una integración terapéutica.

LA FAMILIA COMO UNIVERSO
En Astronomía una constelación es un conjunto de estrellas que forma parte de una entidad dinámica, en constante interacción y evolución. De manera similar los seres humanos formamos parte de sistemas que al interactuar establecen patrones de intercambio de información y van construyendo una directriz de funcionamiento regulado por normas, mismas que la psicoterapia toma en consideración al buscar pautas de cambio en las familias y las parejas. Para Hellinger esos patrones de comportamiento rigen los sistemas humanos y por esa razón los denominó ‘órdenes del amor’. La transgresión de éstos en las interacciones invariablemente dará origen a conflictos y discordancias internas que a la vez se manifestarán como patologías individuales o grupales.

Los órdenes del amor se forman de los legados familiares que una generación va depositando en la siguiente y con base en ello se marca el modo de funcionar y lo que se espera de cada individuo, para que contribuya a mantener un equilibrio familiar. En otras palabras toda información se hereda y no sólo nos referimos a lo positivo, también recibimos los conflictos no resueltos que se hayan podido suscitar. Hablaríamos por ejemplo de alguien que siente una injustificada culpa permanente y al buscar en su bagaje hace consciente que nació como fruto de un embarazo no planeado. O del cónyuge que se comporta de forma agresiva con su pareja luego de crecer en un ambiente donde alguno de sus padres trataba mal al otro.

Para las CF las sesiones son grupales. Por lo común cada uno de los participantes se turna para expresar la problemática que desea resolver y usualmente designa entre los demás asistentes a representantes de su propia familia, luego de lo cual los ‘configura’, instándolos a moverse en determinada posición dentro de la habitación, hasta que logra una perspectiva que le proporcione bienestar, ya que se toma el movimiento físico como símbolo de un orden emocional. En su artículo Las constelaciones familiares de Bert Hellinger: un procedimiento psicoterapéutico en busca de identidad (International Journal of Psychology and Psychological Therapy, abril 2005), Yolanda Alonso lo explica de la siguiente manera: Según la idea general de la CF, cada miembro de una familia debe ocupar un determinado puesto respecto a los demás en el que se sienta aceptado y respetado, y asumir las responsabilidades y funciones que le son propios (pero no más).

En el transcurso de una CF, los lugares físicos que ocupan los representantes se consideran una metáfora de este orden familiar o para ser exactos, de la imagen que el cliente tiene de ese orden. Así, la asunción terapéutica básica mantiene que, a través de la CF, esta imagen cambiará para bien, es decir, en la dirección de aliviar tensiones y distorsiones y procurando así un efecto sanador.

NÚCLEOS QUE SANAN
¿Cómo y en qué nos ayuda el hecho de constelar la familia? Al igual que en muchas de las técnicas de psicoterapia, lo que se busca es identificar los conflictos y los puntos no procesados del sistema nuclear, los cuales están dificultando la funcionalidad de todos o alguno de sus integrantes. En la medida que tal sistema lo permita se restaura el orden perdido, desatando nudos o cerrando las experiencias inconclusas del pasado, permitiendo así un nuevo fluir.

Al aproximarnos al entendimiento de las familias debemos considerar una serie de premisas básicas:

1. La familia es una unidad y se toma en cuenta a todos sus integrantes, de ahí la importancia de representarlos dentro de la sesión grupal para apreciar sus características y modo de interacción.

2. Un síntoma como la expresión de dolor, angustia o dificultad en cualquier miembro de una familia se entiende como la manifestación de un vínculo disfuncional.

3. Todo integrante de cualquier familia está inevitablemente ligado a ella, pues es ahí donde inició su desarrollo.

Con la constelación familiar se pretende que cada individuo del grupo recupere su verdadera identidad y no reaccione únicamente a las necesidades que su familia nuclear le asignó en los momentos de crisis. Otra de las ventajas es la posibilidad de impactar a las futuras generaciones al retomar un orden más equitativo, de esta manera no se heredará a los hijos o nietos conflictos o legados irresueltos que al activarse terminan reproduciendo nuevamente las conductas que de manera inconsciente se aprenden y repiten.

Vale la pena subrayar que para realizar un trabajo de constelación familiar se requiere invariablemente el apoyo de un especialista con formación sólida y de calidad como psicoterapeuta. Si se acude a buscar ayuda con personas sin preparación y poca experiencia se corre un riesgo muy alto de empeorar las cosas.

La familia tiene un papel central en la vida de todos los individuos, tal vez sea lo único que puede ayudarnos a construir una sociedad más justa para las generaciones venideras. Todo lo que hagamos por conservarla y mejorarla impactará en nuestra calidad de vida.

Fuente: prodehum.edu.mx

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos