Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

La psicología como herramienta educativa

7.5.13
La psicología es una ciencia con un alto valor y repercusión social y, aunque no ofrece unos resultados muy visibles o tangibles, se desarrolla en muchos ámbitos que afectan directamente a las personas y sus comportamientos.

Mª Ángeles Melero, miembro del grupo de la UC Investigación e Intervención Psicoeducativa y Psicosocial y profesora del área de Psicología Evolutiva y de la Educación, explica que (la psicología) "Tiene incidencia sobre una gran diversidad de contextos, tales como la educación formal y no formal, la familia, los docentes o las organizaciones, así como sobre las personas, sea cual sea su edad o etapa evolutiva".

desarrollo psicologico
Esta disciplina contribuye a promover el desarrollo psicológico de las personas en distintos aspectos, como el perceptivo, el intelectual, el lingüístico o el afectivo, entre otros, así como a entrenar sus habilidades, favorecer el aprendizaje o relacionarse con el entorno.

En el caso del grupo de I+D+i de la UC, sus investigaciones estudian «la incidencia de la psicología sobre los docentes de las diferentes etapas educativas, sobre la población escolarizada de distintas edades, sobre niños y adolescentes víctimas de maltrato familiar y sobre adolescentes infractores», enumera Melero.

Programas sociales
En el ámbito de la psicología se desarrolla una gran variedad de iniciativas que influyen en la vida de las personas de manera muy positiva, aunque los avances sean poco visibles.

Dentro de estas iniciativas se pueden encontrar multitud de programas de intervención que tienen como objetivo «optimizar y mejorar todos los procesos psicológicos de personas de cualquier edad, tengan o no algún tipo de problema, puesto que no todos ellos son paliativos, sino que también los hay preventivos o promotores de desarrollo y bienestar», indica la experta.

Así, dentro de esta disciplina se desarrollan programas psicoeducativos, que se aplican en la escuela, el hogar o el trabajo; iniciativas para mejorar las habilidades motoras, intelectuales o emocionales, por ejemplo, en deportistas; proyectos de entrenamiento de la memoria para personas mayores; o programas de intervención para la escuela y personas con algún tipo de discapacidad o psicopatologías.

Concretamente, los trabajos que realiza el grupo de Investigación e Intervención Psicoeducativa y Psicosocial de la UC «pueden tener una destacada proyección social reflejada en la mejora de la lectura y la escritura, de la inteligencia emocional o en la prevención del maltrato infantil y sus consecuencias en la infancia y la adolescencia», señala Melero.

También, «pueden dotar a los profesionales implicados de estrategias, recursos e instrumentos para llevar a cabo con más calidad y satisfacción su actividad laboral».

Por su parte, en lo que se refiere al ámbito científico-pedagógico, «el conjunto de reflexiones y análisis que se efectúan permiten plantear propuestas innovadoras que repercutan en la mejora de la educación, en aspectos tales como los procesos de transición educativa entre etapas o en la mejora de los procesos formativos universitarios en el marco del EEES», concluye.

Dificultades en la transferencia
Uno de los inconvenientes que presenta la investigación en este ámbito, junto a la poca visibilidad de los resultados, es la dificultad para transferir el conocimiento adquirido hacia los centro educativos y el resto de sectores profesionales implicados.

En el caso concreto de la institución escolar, indica Melero, «resulta complejo que la escuela y los docentes puedan llegar a hacer uso de este conocimiento científico y que, de esta manera, pueda revertir en las personas que están formándose en las aulas». Por poner un ejemplo, explica, «el trasvase no es tan fácil como de la química a la industria química».

A pesar de estas trabas a nivel de difusión que pueda tener la investigación en esta área, lo cierto es que la labor que, desde el año 2000, lleva realizando este grupo de investigación tiene un alto valor social ya que analiza y proporciona soluciones que contribuyan a mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como a favorecer la adaptación psicosocial y el bienestar psicológico de niños y adolescentes.

Fuente: eldiariomontanes.es

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos