Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

La Neurociencia tiene el secreto del saber

20.3.11
Ayuda a identificar cuáles son las maneras de aprender de un estudiante y se puede aplicar en casa

Tingo, tingo, tingo, tingo, ¡tango! En ese tradicional canto popular para entregar los regalos en las piñatas, hay escondido un avance científico que está ayudando a los niños a aprender mejor.

El descubrimiento de las bondades de ese y otros juegos clásicos se logró gracias a una ciencia que aunque por su nombre parece estar en la estratosfera de los saberes, se amasa todos los días en cualquier actividad humana.
neurociencia
Se trata de la neurociencia, el estudio del sistema nervioso que tiene ramas aplicadas a la educación, y que aunque lleva entre dos y tres décadas apoyando a niños con trastornos de aprendizaje, parece estar en auge en los últimos años, hace un par con más fuerza en Medellín.

Dora Leticia Giraldo Ramírez es una de las docentes que está "encantada" con las ayudas que ahora reciben sus estudiantes gracias a la neurociencia. Se lo comprobó un exalumno que se le acercó dos años después de una clase a decirle que gracias a la actividad de ese día, no volvió a confundir las figuras geométricas.

En esa ocasión Dora Leticia jugó a los ciegos con ellos y cuando los tenía con los ojos tapados les entregó figuras grandes para que las identificaran, una estrategia ayudó especialmente al estudiante agradecido.

La decisión de taparles los ojos no fue una elección al azar, la docente ya sabía que tenía escolares que eran más del estilo de aprendizaje táctil. Gracias en parte a la neurociencia se ha podido encontrar que ese es un estilo de aprendizaje que favorece a unas personas, pero que hay otros en los que predomina lo visual, lo auditivo o lo kinestésico.

Es la neuropsicología del aprendizaje, específicamente, la que apoya a los profesores en la comprensión de lo que pueden o no esperar de sus pupilos en materia de procesos cognitivos. Así lo explicaron tres psicólogos del Instituto de Neurociencias Aplicadas (Inea), de Bogotá: Rodrigo Riaño, Daniel Velásquez y María Claudia Cortes.

Manifestaron que con estos hallazgos los profesores pueden modificar sus estrategias pedagógicas, cambiar los aspectos curriculares y desarrollar nuevos métodos de evaluación.

En su caso, Dora Leticia Giraldo utiliza la preparación en neurociencia principalmente en alumnos con problemas de aprendizaje de la Institución Educativa Gilberto Alzate Avendaño, que tiene cerca de 4.000 estudiantes. Allí, contó, hay cerca de 200 alumnos diagnosticados con algún trastorno. La mayoría de ellos presenta déficit de atención con o sin hiperactividad, pero también hay quienes tienen déficit emocional, autismo, discapacidad cognitiva, entre otras condiciones.

Detección precoz
Desde el Inea señalaron que esos alumnos se benefician con la neurociencia cognitiva porque ahora se hacen diagnósticos más acertados y por eso se pueden diseñar mejores estrategias de intervención. No sólo repetición de ejercicio, sino que están diseñadas para estimular en el cerebro la compensación de las dificultades a través de las habilidades en las que los estudiantes tienen potencial.

En la Secretaría de Educación de Medellín identificaron las posibilidades que ofrece esa ciencia y decidieron acercarse a ella. Así lo explicó Felipe Andrés Gil, jefe de esa dependencia, al comentar que se apoyaron en esta para fortalecer el trabajo de los docentes de las aulas de apoyo de las instituciones educativas, donde se atienden a los alumnos con dificultades de aprendizaje.

En esa tarea convocaron al Inea, que ha realizado en Medellín dos ediciones del Congreso Internacional de Neuropsicología y Neuropedagogía, en coordinación y con auspicio de la Secretaría.

En vista del éxito del proyecto la Alcaldía decidió extender la capacitación a más docentes pues no solo le sirve a los alumnos con problemas, también a los que no los tienen. Según los psicólogos del Inea, aunque la neurociencia no pretende crear superniños si favorece "el desarrollo adecuado de las habilidades cognitivas que se necesitan para dar solución a los problemas que plantea la vida diaria tanto en el ámbito académico, como en el resto de contextos".

En la casa, incluso, se pueden aplicar ejercicios de estimulación que los padres pueden utilizar. La profesora Dora Leticia cree que si quien ayuda al estudiante en las tareas conoce cómo aprende, le puede ser de gran ayuda. Ella, por ejemplo, ha notado que a muchos de los niños hiperactivos que atiende, sus padres no les tienen establecidas rutinas en sus hogares. Por eso les habla a los adultos de neurociencia y de la importancia de que negocien con ellos la hora de jugar, dormir y hacer tareas.

Sería un privilegio para el hijo tener un padre con conciencia para convertir una actividad clásica en una intervención neurocognitiva. Así, el tingo, tingo, ¡tango! o "Stop" tendrían más provecho para la atención y la fluidez semántica, el Tangram en las habilidades construcciones, las rimas en el procesamiento fonológico, y encontrar parejas de cartas tapadas para fortalecer la memoria.

Hay formación para padres y profesionales
El Instituto de Neurociencias Aplicadas (Inea) tiene una trayectoria cercana a los 20 años. Ofrece servicios a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores. En ese trabajo primero entrevista a los familiares del paciente si es menor de edad. Luego se hace una valoración en Neuropsicología, Psicología, Fonoaudiología y Terapia Ocupacional, que se integra a un Informe de evaluación Neuropsicopedagógica junto con un diagnóstico y recomendaciones de tratamiento. Con base a eso se inicia un proceso terapéutico de una duración aproximada de ocho meses.

El instituto tiene diplomados, cursos de actualización y seminarios especializados, presenciales o virtuales, dirigidos a docentes, profesionales de instituciones educativas y de la salud. También hay talleres para que los padres conozcan las problemáticas que pueden tener sus hijos o les potencialicen los talentos.
Fuente: elcolombiano.com

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos