Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

"Mañana empiezo" el arte de postergar tareas

8.7.13
La Procrastinación es una  palabra poco conocida, pero está presente en cada una de nuestras actividades. Se trata del hábito de evitar conscientemente aquellas tareas que podemos percibir como desagradables o incómodas, posponiéndolas, a veces, sin límite en el tiempo. 

María del Carmen Vega, experta en coaching ontológico empresarial,  explica  que, generalmente hay cuatro causas comunes atribuibles a este fenómeno cada vez más inserto en el mundo laboral. 

Por un lado, "las personas observan que, cuando hay dificultades, el camino más corto es realizar la tarea más sencilla. Además, muchos toman en cuenta el tiempo que puede demandarle esa tarea", comenta.
 Procrastinación
Según la especialista, los otros dos factores están relacionados con la falta de conocimiento o de habilidades y el miedo a la tarea encomendada.

También, en la oficina pueden surgir otras cuestiones más complejas, como el perfeccionismo (exigencias propias o externas), la hostilidad (molestia frente a alguna demanda formulada de mala manera por un superior), la baja tolerancia a la frustración y el autoderrotamiento, es decir, cuando se minimizan las capacidades. No todos los procrastinadores son iguales. Los hay perfeccionistas y soñadores; también generadores de crisis y atormentados. Existen los desafiantes y los sobrecargados y hasta los autoderrotistas.

Para evitar la procrastinación (hábito de postergar), Vega recomienda los siguientes pasos:

Aceptar y hacerse conciente de que se posee el hábito de postergar, que es malo y que es automático.

• Una vez identificado, escribir los pensamientos que surgen cuando se piensa en hacer aquella tarea que se postergan. También percibir cómo se siente uno.

• Después de hacerlo un par de veces, grabar en su movil o en cualquier grabadora de voz el diálogo de su mente cuando decide dejar algo para después.

• Escuchar lo grabado en un momento en el que haya pasado la incomodidad.

• Escoger los dos eventos típicos que más deja de lado y describa cada actividad.

• Monitoree sus emociones. ¿Por qué no quiere hacerlo? ¿Qué siente? ¿Tiene miedo o resistencia a hacerlo mal? Escriba los pretextos que pone para no hacerlo.

Ésta es la clave que ayuda a todos los ’mañana empiezo’ para identificar el malestar y poder cambiar el hábito" y es el momento de asistir a consultar sobre ayuda para modificar o reducir este hábito

Fuente: lagaceta.com.ar

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Ver más / ver menos