Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

PNL y liderazgo

31.5.11
La PNL brinda elementos para desarrollar liderazgos que incluyan lo racional, lo emocional y los vínculos.

Durante los últimos 20 años se ha producido un fenómeno laboral crítico que consiste en afrontar escenarios cada vez más estresantes y retadores. Muchos individuos y equipos no saben cómo afrontar este desafío, lo que produce permanentes situaciones de malestar. La contraparte surge como una necesidad creciente de marcar una diferencia positiva tanto en la vida personal como en la laboral o profesional.

Ante esta realidad, es imprescindible contar con herramientas de liderazgo innovadoras para seguir alcanzando los objetivos y finalizar exitosamente los proyectos, como también desarrollar habilidades que permitan generar motivación y compromiso.

LIDER VISIONARIO

Hoy en día ser un líder visionario ya no es un ideal, sino una necesidad si queremos mantener un nivel competitivo en el mercado.

Cada vez más personas buscan darles un nuevo sentido a sus vidas creando entornos de trabajo más sustentables, donde puedan desarrollarse de manera integral, ser aceptados por su aporte e individualidad y encontrar un sentido a su accionar.

Las empresas, por su parte, también están comenzando a ver la necesidad de integrar las prácticas exitosas de negocios con la inquietud sobre temas sociales, ecológicos y éticos.

Dentro de este marco, un líder visionario es quien tiene un sentido muy claro de misión, visión, propósito e impacto positivo. Es un modelo a seguir, respetado y confiable, y vive su propio potencial ayudando a manifestarlo en sus colaboradores.

HABILIDADES
Para un liderazgo visionario de tercera generación (3G: incluye las mentes racional, somática y de interrelación) y para alcanzar los objetivos propuestos, es necesario desplegar cuatro habilidades.
  1. Expresar su liderazgo y visión: conectarse con sus valores y metas más profundos e importantes, para contribuir de manera significativa e inspiradora con el logro de objetivos de la organización, motivando a sus colaboradores para que ellos también lo hagan.
  2. Ser sponsor de su equipo: ver y reconocer las cualidades y potencialidades únicas en los otros, creando las condiciones, apoyo y recursos que permitan al grupo o individuo desarrollar al máximo sus competencias y aptitudes.
  3. Propiciar colaboración generativa: fortalecer e inspirar a sus equipos para que vivan sus valores y estén automotivados, comprometidos y sean creativos. Entender la perspectiva de cada miembro y cómo esta contribución única influye positivamente en el todo.
  4. Transmitir congruencia: ser un modelo de coherencia, de acción y discurso; resolver dudas y conflictos manteniendo un estado interno de excelencia y promoviendo esto mismo en sus colaboradores, para generar entornos de bienestar en el trabajo.

CAMINOS DIVERSOS
Si bien la función de una empresa y sus líderes es finalizar los proyectos alcanzando los objetivos de manera exitosa, la pregunta es cómo queremos lograrlo.

Los caminos son diversos y los resultados sobre las personas, también. Nuestro compromiso como líderes visionarios es desarrollar todo nuestro potencial y el de los otros, ya que es nuestro derecho como seres humanos.

Cuando una persona no es reconocida y no trabaja bajo un estilo de liderazgo visionario 3G, los niveles de miedo, estrés y frustración hacen que la mayor parte del tiempo viva fuera de su "zona de excelencia".

Esto lleva a operar en función de supervivencia, donde las únicas estrategias son luchar (atacar y devolver la responsabilidad al otro), escapar (desentenderse de la situación) o congelarse (incapacidad de reaccionar frente a un imprevisto o cambio).

FORMACION INTEGRAL
Hoy más que nunca es importante generar un liderazgo visionario que forme integralmente tanto a equipos como a individuos, generando un mayor aporte y desarrollo del potencial dentro de una organización.

Para formar integralmente individuos y equipos, debemos tener en cuenta los avances en las disciplinas más innovadoras que aportan soluciones desde nuevos enfoques. La PNL de tercera generación provee soluciones para afrontar los nuevos retos.

Partiendo del concepto de desarrollar una mentalidad integral, debemos tener en cuenta cómo ampliar competencias en tres áreas: la mente racional, la mente somática y la mente de interacción.

Desarrollar la mente racional (centrada en competencias y comportamientos) ayuda a incrementar las habilidades de pensamiento y acción efectivas. Ampliar la percepción de la mente somática (centrada en el cuerpo y las emociones) favorece la flexibilidad, posibilita estar centrados y manejar el estado interno al enfrentar retos e imprevistos; y la mente de interacción (cuyo centro son las relaciones, vínculos e intercambio) permite a individuos o equipos una participación colaborativa y generativa.

Esta es la contribución de la PNL de tercera generación: la implementación de estrategias para el desarrollo de tres tipos de habilidades necesarias para una mejor comunicación, trabajo en equipo y liderazgo. Lo que permite dejar de solo sobrevivir en el trabajo, para fluir, crear y aportar en conjunto.

Fuente: ieco.clarin.com
 
Ver más / ver menos