Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

El coaching ofrece herramientas para lograr objetivos

15.6.11
Entrevista a la experta en Desarrollo Emocional y Coach Profesional, Beatriz Vilas.

Dice estar dispuesta a ser "la compañera para el maravilloso camino de la vida". Así define su trabajo como profesional en activo del coaching, labor que hace compatible con su puesto de directora de formación de Iesec-Human. 
coaching objetivos
-Hay quien dice que el coach es un entrenador personal. Otros aseguran que es alguien que alienta la disciplina. Incluso se le considera un creador de líderes. ¿Cómo define usted su profesión?
-El coaching es un acompañamiento que se presta a una persona o a una empresa en un proceso de cambio para alcanzar unos objetivos.

-¿Qué tipo de objetivos?
- Los que marca siempre el cliente. El coach es su entrenador, el profesional que le acompaña y le da la mano para fomentar lo que esa persona tiene dentro de sí. Es quien le ayuda. Ocurre lo mismo con las empresas.

-Hábleme de esos retos personales...
-Son los de siempre. El tema emocional, el afectivo, el de desarrollar bien el lenguaje... Es frecuente también el tema de las relaciones, el cómo nos relacionamos de cara a las amistades, por ejemplo. Luego está el cambio en el ámbito del trabajo. Es importantísimo. Hay mucho descontento, empleados desubicadios y gente harta de su empresa que desea hacer un cambio. Otra constante es de la desdramatización de situaciones.

-¿Desdramatización?
-A veces damos demasiada importancia a un hecho, lo dramatizamos en exceso, y con el tiempo te das cuenta de que no era para tanto.

-¿Qué aconseja en esos casos?
-Para estas cosas no hay consejos. Los coachs no podemos aconsejar ni decirle a una persona lo que tiene que hacer. Lo tenemos prohibido. No tenemos recetas mágicas. Nuestro cometido consiste en dar herramientas para que se pongan en práctica en el día a día. Lo importante no es lo que le va a pasar a una persona, sino que ésta tenga la capacidad de elegir la reacción.

-¿Cómo se lleva a cabo ese entrenamiento o coaching?
-Se produce a través de una serie de herramientas, sobre todo, de preguntas. El coach pregunta al cliente qué es lo que quiere y le ofrece diferentes recursos para que logre sus objetivos. El cliente es quien lleva las riendas.

-¿De cuánto tiempo requiere?
-Al contrario de lo que piensa la gente, es un proceso corto en el tiempo. Cuando se trata de trabajar en la obtención de un objetivo, dura entre dos y tres meses en el caso del coaching personal.

-¿Es que hay distintos tipos?
-Sí, también está el coaching empresarial, que suele ser grupal, y el coaching ejecutivo. En cualquier caso, el coach debe evitar que los procesos sean largos. Siempre se trabaja del presente, con sus actuales circunstancias, al futuro, de cara a ese reto que se trata de alcanzar, pero no el pasado.

-¿Esa es la diferencia entre el coaching y la psicología?
-Exactamente. Es algo que nosotros intentamos remarcar. No somos psicólogos ni terapeutas. Ayudamos a conseguir unos objetivos, pero no entramos a analizar por qué hemos llegado hasta este punto. Nuestra función es contribuir a que la persona en cuestión consiga lo que quiere.

-¿Se llega a confundir uno y otro campo?
-Hay gente que ha empezado a mezclar el proceso de coaching con terapias psicológicas. Es compatible, sobre todo si existe un problema. Hay procesos de cambio en los que a veces nos desorientamos. Todos estamos en un proceso constante a nivel personal, laboral

-¿Quiénes recurren a este servicio?
-Hay muchos ejecutivos de pequeñas y medianas empresas y muchos trabajadores de multinacionales. Se lleva a cabo, asimismo, bastante a nivel interno. Sería un coaching personalizado. También se recurre a él en departamentos comerciales. A nuestros cursos, por ejemplo, asisten empleados, directivos, responsables de departamentos de recursos humanos y cualquier persona que tenga intención de ocupar cargos directivos.

-¿Qué cualidades hay que tener para ser un buen coaching?
-Hay que ser empático, tener intuición, tener unos niveles de escucha y, si la intención es especializarse en coaching empresarial, es recomendable, además, tener ciertos conocimientos de empresa.

-¿Tienen un pacto de confidencialidad similar al de los médicos o al de los sacerdotes?
-Sí que lo tenemos. Es un código deontológico que se ha de cumplir siempre. Nunca podemos decir quiénes son nuestros clientes ni permitir que trascienda lo que nos cuenten. Ten en cuenta que muchos de ellos son personas públicas. Hay políticos y hasta empresas que tienen contratado un coach sólo para ellos. La discreción es lo primero.

Fuente: diariovasco.com
 
Ver más / ver menos