Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Soñar no cuesta nada pero sirve de mucho

6.2.14

Soñar es necesario para vivir, para conocerse más a uno mismo e intentar resolver las paradojas que nos pone la vida.


Se dice que la parte más genuina de las personas se expresa en los sueños y por lo mismo, ayudan al autoconocimiento. Las terapias gestáltica y de constelaciones familiares dan la posibilidad de comprender los conflictos que representan y a encontrar mecanismos de solución.

Mientras dormimos el cerebro trabaja en la construcción de nuestros sueños, que es el momento de mayor descanso del cuerpo y de la mente.

Los sueños tienen la potencia de mostrar en imágenes la expresión de miedos, deseos, conflictos y, a veces, sólo posibilidades. Por más que uno se levante pensando “qué loco el sueño que tuve”, con situaciones y escenarios que resultan insólitos o porque aparece gente desconocida, ese material representa simbólicamente alguna cuestión fundamental de la persona y de sus vínculos.

constelaciones familiares soñar

Los sueños construyen hipótesis de lo que puede ocurrir en una situación; son proyecciones a futuro que elaboramos con nuestros esquemas mentales estructurados en el primero y segundo año de vida. Esos esquemas conforman nuestra personalidad y determinan la manera en que cada ser humano entiende la realidad y se enfrenta al mundo.

Es por ello que, mientras soñamos, nos entregamos al telón de fondo más íntimo y estructural de nosotros mismos y allí incorporamos datos y experiencias del presente.

Llegar a entener lo que representan nuestros sueños, nos proporciona información clave para desanudar conflictos que permanecen enmarañados en el inconsciente. Afortunadamente, las imágenes nocturnas también nos relatan momentos de felicidad.

Lo simbólico en escena
En el enfoque gestáltico se dramatizan esas imágenes cargadas de símbolos absolutamente personales y cuyo significado depende del esquema mental y de los sucesos presentes de cada individuo.

Se coge un sueño y se lo dramatiza y si hay un grupo cada uno representa a una persona del sueño. El que soñó hace de director y coloca a las personas en el rol que les corresponde, como si fuera una película.

El trabajo se enriquece desde la perspectiva de las constelaciones familiares que creó el filósofo y teólogo alemán Bert Hellinger. La constelación es la imagen que cada uno tiene de su familia, su propio dibujo de relaciones que da cuenta del papel de sus integrantes y del modo que están enlazados a través de generaciones.

En constelaciones se arma la imagen con representantes de la familia y se deja que se muevan solos y encuentren una solución al conflicto.

Hellinger descubrió que cuando uno escoge representantes los coloca en un espacio según su imagen interna y así se arma una constelación. Los personajes actúan como actuarían los miembros de la familia y esto se da espontáneamente.

Manual atrapa-sueños
Los sueños son volátiles, apenas si los recordamos cuando comienzan a esfumarse y no los retenemos más. Esto se debe a que estamos programados biológicamente para olvidarlos. Por lo tanto, si te interesa conocerte mejor, la primera recomendación es que anotes tu sueño a poco de levantarte.

Fuente: extracto de texto de J. Edelstein   para vos.lavoz.com.ar
 
Ver más / ver menos