Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Life coaching, entrenamiento de vida

29.7.11
El entrenamiento de vida o life coaching, por su nombre en inglés, es un proceso de crecimiento personal ofrecido por asesores que prometen ayuda para realizar sus sueños a quienes buscan la excelencia,

life coachingLa asesora de vida María Murrillo detalla: “Mucha gente se confunde y cree que esto es para gente con problemas; en el caso de la depresión, esas personas son mejores candidatos para la terapia psicológica; tener un entrenador es para alguien que se quiere mover de lugar en la vida, no necesariamente insatisfechos”.

Tal es el caso de Alejandro León, un arquitecto que confió en que podría crecer profesionalmente recurriendo al life coaching.

“Es importante hacer las cosas cuando crees que traerán algo positivo en tu vida, el life coaching me trajo beneficios en todos los niveles”.

El arquitecto considera que más que un gasto la asesoría fue una gran inversión: “Los resultados son buenísimos, aprendí métodos para mejorar, para ser mejor, mi coach se volvió mi amiga”.

El entrenador o coach
Para ser entrenador de vida es necesario cubrir cierto perfil: “Ser una persona equilibrada emocionalmente, tener una vida de valores y principios; ética, tratar con respeto y amabilidad”.

Angy Newman considera “que hay que predicar con lo que se fomenta”.

Un coach profesional debe estar acreditado y en México se encuentran dos importantes instituciones que lo hacen: la International Coach Community (ICC), y la International Coaching Federation (ICF); además, existen otros organismos como la Academia Interamericana de Coaching.

Funcionamiento
Parte de las herramientas que usa un asesor de vida tienen sus bases en la Programación Neurolingüística (PNL), la cual estudia la fuerza de la palabra, el pensamiento y la relación de éstos con la acción.

María Murillo sostiene que “La neurolingüística estudia en qué te estás enfocando, cómo son tus conversaciones, cuáles son tus creencias y valores, qué afirmaciones, declaraciones, decretos y juicios manejas; así se hacen reprogramaciones donde se sustituye la creencia limitante por una poderosa”

Según Angy Newman en cinco o seis sesiones el cambio en la vida de los pacientes comienza a ser notorio y, generalmente, el proceso tarda de dos a dos meses y medio, ya que para un coach es importante que la persona no sea dependiente de él, pues el fin es concretar objetivos, “que el individuo sea efectivo y eficiente en su vida”.

Las sesiones pueden ser “cara a cara”, en la casa del cliente o del entrenador, en un restaurante, un café, por teléfono o inclusive por internet. Generalmente, las citas se toman una o dos veces por semana y duran, aproximadamente, una hora y 30 minutos.

El coach es un profesional, no  un amigo
Definir la relación que tiene una persona con su entrenador es un tanto difícil, pues si bien hay una relación de empatía y confianza con él, no se le puede llamar amigo.

Para la asesora María Murillo “más que un amigo, un coach es un guía y un apoyo a cualquier nivel, puede ser personal, espiritual, profesional o financiero”. La relación entre el cliente y el entrenador se basa en la empatía, se desarrolla mediante un proceso creativo que busca lograr que el individuo avance en su vida y se reinvente.

Fuente: vanguardia.com.mx
 
Ver más / ver menos