Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Sofrología: una técnica de relajación dinámica

28.7.11
Entrevista a Natalia Caycedo sobre sofrología.
Que hoy el estresado Occidente necesita beber de las fuentes relajantes de Oriente lo evidencia la gran atracción por el yoga o taichí importados de Asia. Pero que en los años 60, un neuropsiquiatra español buscara en la India métodos de relajación para sus pacientes, entonces aún tratados con descargas de electrodos a lo vivo, fue, además de revolucionario, una apuesta por el poder interior de cada persona para allanar el camino hacia su equilibrio. El Instituto Internacional de Sofrología, que dirige Natalia Caycedo, rinde homenaje a Alfonso Caycedo, creador de la sofrología.

–¿Qué inspiró a su padre?
–Mi madre practicaba yoga. Él pensó: ¿quién conocerá mejor que los hindús la consciencia humana? Y se fueron dos años a la India. Investigando sobre yoga, budismo tibetano y zen japonés, creó la relajación dinámica, ejercicios donde el cuerpo es parte de la terapia, porque la consciencia no debe ser solo mental.

–¿Y la sofrología qué es?
–Etimológicamente, sos es equilibrio, phren, psique, y logos, estudio. La sofrología es la escuela que estudia la consciencia del ser humano, sano o enfermo. La fundó mi padre en 1960. Nosotros aplicamos las técnicas sofrológicas como terapia, pedagogía y como entrenamiento.

–¿Qué trata la terapia?
–Trastornos de ansiedad, depresión, enfermedades psicosomáticas, insomnio y sintomatologías relacionadas con el estrés crónico.

–¿Cómo se aplica el método?
–Se enseñan ejercicios para crear consciencia del cuerpo, mente, emociones, conducta y valores. Requieren unos 10 minutos al día. Como para lavarse los dientes, la higiene de vida merece su tiempo.

–¿Qué logra ese viaje al interior?
–Conocernos profundamente. Eso nos fortalece, nos hace menos receptivos al estrés y a las influencias. Te haces amigo de ti mismo. Como una esponja, si nos impregnamos de lo que queremos, no hay lugar para lo que no deseamos.

–Alguien impregnado de pesimismo o dolor no puede creer nada.
–Pero sí puede recordar momentos en los que se sintió mejor. La sofrología estira los hilos de los puntos fuertes que todas las personas tenemos, a veces, bajo mil capas.

–¿Se trabaja individualmente?
–Sí, pero también en grupo, con niños y padres y en pareja.

–¿Y quien no pueda costeárselo?
–En Foment del Treball es gratis.

Fuente: elperiodico.com
 
Ver más / ver menos