Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Coaching Familiar: creciendo en el hogar

2.8.11
Más allá del ámbito deportivo y empresarial, las herramientas del coaching aplicadas en el entorno familiar sirven para aprender a mejorar la convivencia entre padres e hijos.

Como decía Albert Einstein: "Nuestra forma de pensar crea problemas que la misma modalidad de pensamiento no puede resolver".

Precisamente para afrontar los bloqueos que nos acechan a diario de una forma distinta, y encontrar así nuevas salidas que nos permitan alcanzar nuestros objetivos nació el coaching, un método de entrenamiento cada vez más en boga en la sociedad actual.
coaching familiar
A las consultas de los coachs, las personas llegan hablando de lo que quieren conseguir, no de sus problemas (materia para psicólogos), y ellos, entrenadores de profesión, a través de charlas motivacionales, seminarios, talleres y prácticas, buscan desarrollar la confianza en uno mismo para que seamos capaces de lograr nuestras propias metas. Esta práctica, que antes solo se usaba en el ámbito profesional y en el deportivo, de un tiempo a esta parte ha comenzado a entrar en la familia. "Actuamos como mediadores entre sus integrantes para facilitar la convivencia", explica Sara Cobos, personal coach y una de las pioneras de coaching familiar en España.

Trabajar las "obviedades"

Dificultades en la comunicación y en a administración del presupuesto familiar, disparidad de disciplinas educativas y, en definitiva, las negociaciones domésticas que se dan entre una pareja o entre ellas y sus hijos son los conflictos que tratan en el coaching familiar. "Se reflexiona sobre las dificultades de aceptación, los límites y reglas para una convivencia sana...,cosas que se creen obvias y no lo son", explica Cobos. En estos términos, si bien es en el ámbito laboral, sobre todo entre ejecutivos, donde más se ha extendido la aplicación de esta técnica enfocada en la concreción de metas y la dirección de equipos, para muchos coachs es en la relación de pareja donde más se debe aprender a escuchar, negociar y dirigir las emociones sin perder la identidad y el espacio propios.

Enfocados en el resultado, la manera de abordar las dificultades, aclara Cobos, se diferencia sustancialmente del trabajo de psiquiatras y psicólogos: "Ellos tratan patologías o disfunciones para conseguir objetivos terapéuticos, nosotros no. La base del coaching son las dificultades prácticas y cotidianas"

Mejorar las relaciones
Madre de dos hijas y con pareja estable, la misma Sara Cobos creía no ser capaz de cumplir eficazmente las exigencias que se suponía convivir en familia y educar a sus hijas. "Quería contribuir en su desarrollo personal pero no sabía cómo", explica. Así empezó su interés en aplicar el coaching en la familia, que, según dice, "consiste en entregar herramientas lógicas que generen cambios de percepción para mejorar la calidad de vida".

En ese sentido, los coachs tienen una visión integral de la persona para movilizar el cambio en diversos ámbitos. El más solicitado: La relación entre padres e hijos, que se tensiona por las diferencias propias del crecimiento y la necesidad de los jóvenes en busca de su propia identidad. "Con los hijos-dice Cobos-hay muchas áreas susceptibles de roces: el tema del respeto, de cómo aceptar que se vista de tal manera, de no saberles escuchar, de darles órdenes..."

En estos casos, cada enfoque metodológico debe ajustarse a las características del niño. Una magnífica técnica es la programación neurolingüística (PNL), cuya metodología se basa en tratar de cambiar el lenguaje con el fin de positivar la realidad que describimos.

Al fin y al cabo , si aprendes a pasártelo bien con los tuyos y a respetarles te sentirás más feliz.
(Fuente: L. Amorós para la revista Psychologies)


Las claves del coaching familiar
  • Toma conciencia de tu situación: Para iniciar el proceso de coaching debes tomarte un período para la reflexión: pregúntate cuál es tu realidad, que es lo que no te gusta y qué quieres cambiar.
  • Márcate unos objetivos: Una vez que sepas lo que quieres conseguir (mejorar la convivencia, aprender a gestionar el dinero, educar más sabiamente a los hijos...), el coach te indicará cuál es la dirección y la estrategia que tienes que seguir. Es básico saber que tipo de familia quieres tener.
  • Ten confianza en ti mismo: Sólo si sabes que eres capaz de hacerlo, conseguirás tu meta y contagiarás tu confianza a los demás miembros de la familia.
  • Asume tus responsabilidades: Educar a los hijos no se puede delegar en el colegio. Como padre, tienes que ser consciente de que es en la familia donde se respiran los valores, la ética y la alegría que forma su personalidad. Tampoco puedes olvidar tu responsabilidad en la pareja.
  • Acepta el compromiso: Solo es posible ver los beneficios de coaching familiar si uno se compromete a llevar a cabo las acciones que a los largo del proceso se ha ido marcando como objetivos.
  • Y...Acción!: Si seguimos las mismas conductas no notaremos cambios en nuestra vida, por eso es básico aplicar lo que aprendemos para alcanzar nuestra meta.
 
Ver más / ver menos