Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

Las constelaciones familiares van al origen del problema

23.8.11
Las constelaciones familiares comenzaron a ser desarrolladas hace 25 años por el psicoterapeuta alemán Bert Hellinger.

Las constelaciones familiares constituyen una terapia no convencional cada vez más utilizada entre las personas con algún problema personal por resolver. 

Liliana Chaia es directora del primer centro que instauró esta terapia en la provincia (Neuquén) hace diez años, y que hoy además brinda sus talleres a 8 países de habla hispana. Chaia explicó que las constelaciones familiares son un enfoque terapéutico que tiene una mirada de la familia en su conjunto. “Mira la problemática individual teniendo en cuenta de dónde viene ese tema y qué sentido tiene ese tema en la familia”, explicó.
 constelaciones familiares

“Porque muchas veces se ven repeticiones. Por ejemplo, hay personas que no pueden alcanzar el éxito, o que permanentemente están cambiando sus parejas porque no pueden encontrar la felicidad, o hay problemas de relaciones con sus hijos o laborales”, relató la especialista, quien agregó: “Y esto muchas veces se repite en las familias, y entonces nosotros buscamos dónde se quebró el orden que impidió que el amor pudiera fluir”.

Esta terapia se puede realizar de manera individual, aunque en general se realiza en talleres grupales, donde los participantes representan a los familiares de la persona que está “constelando”.

“Hay ciertos órdenes que cuando no son respetados el amor se traba, se congela la felicidad, una alegría o el éxito en las vidas. Y estos órdenes tienen que ver por ejemplo con alguna exclusión que se haya hecho de una persona, dentro del grupo familiar”, ejemplificó Chaia.

Explicó que “todos los que pertenecen a la familia tienen el derecho de pertenecer, y cuando no tienen su lugar, por haber sido juzgados o censurados, actúa una conciencia familiar que ama a todos por igual, más allá de sus acciones y que busca la compensación”.

“Esta conciencia busca dar a aquel que no tiene su lugar el lugar a través de otros. Y entonces lo que sucede es que aparecen nietos que están repitiendo alguna conducta del abuelo. Esto es una implicación, así las llamamos nosotros. Y esto se produce por desórdenes, como éste que es una exclusión”, expresó la licenciada.

Otras veces, según comentó, sucede que alguna persona muere tempranamente y queda excluída porque el dolor familiar es tan enorme que no puede ser procesado. “Entonces no se habla de esa persona que queda como excluida de la familia. O sucede que hay padres o madres que abandonan a sus hijos y luego esos hijos vienen a la consulta diciendo que no tienen papá o mamá”, relató, y agregó: “Todos tenemos una mamá o un papá. Y la mirada de las constelaciones familiares es honrar a los padres, más allá de sus acciones, por el solo hecho de que han dado lo más grande que se puede dar: la vida”.

Diferencias
Las constelaciones familiares tienen un enfoque terapéutico con una modalidad muy diferente a las terapias tradicionales. En las tradicionales hay generalmente sesiones una vez por semana, mientras que en esta terapia las sesiones son mucho más espaciadas porque se trabaja “en niveles de mucha profundidad, el nivel del alma”.

“El alma necesita tiempos más extensos para poder procesar todo lo que va sucediendo. Las consultas pueden ser individuales pero también se pueden hacer en talleres. En los talleres hay personas que participan como observadores activos, otras que constelan su problemática particular, y otros que son elegidos como representantes en el momento de configurar una relación en el espacio, explicó Chaia.

La especialista en esta terapia aseguró que “a partir de poder observar y decodificar los mensajes que estos representantes están trayendo se puede llegar a instancias que incluso son desconocidas por la persona que viene a constelar, se revela lo que sucede en la profundidad”. “A veces, son situaciones presentes y otras son situaciones que quizás sucedieron una o dos generaciones atrás y quizás no tenía información la persona que constela, hay muchos secretos que quizás mueren con los abuelos o con los padres”, reveló.

En cuanto a la manera de trabajar, se indicó que se hace con mucho “respeto y cuidado”. “Confiamos que sólo se revela lo que necesita la persona. Y vamos siguiendo los pasos de los representantes, vamos mostrando lo que el sistema puede mostrar, hasta encontrar donde fue quebrado el orden”, dijo.

“Lo que la persona suele sentir después de una constelación es un gran alivio; y cuando se puede ver determinada situación en una constelación, el alivio es enorme y la persona se siente libre pudiendo seguir su propio destino".

Fuente: lmneuquen.com.ar
 
Ver más / ver menos