Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

El ejercicio físico modifica el ADN

30.5.12
¿Es posible modificar el ADN con el ejercicio?

Según informan los investigadores del Cell Metabolism, después de una intensa sesión de ejercicios, aparecen ciertas alteraciones químicas que afectan al ADN en las células musculares de una persona. Estas alteraciones activan los genes que regulan la energía de cada célula.

Este investigación ayuda a aclarar el mecanismo mediante el que se pueden obtener beneficios a nivel celular, y plantea interrogantes acerca de si los beneficios de un estilo de vida activo se transmiten de padres a hijos, dice Barrès Romain de la Universidad de Copenhague.
El ejercicio físico modifica el ADN

Metilación
Los genes pueden activarse o desactivarse por un proceso conocido como metilación, en el que una molécula de metilo, que consta de un átomo de carbono y tres átomos de hidrógeno, se añade al ADN. Estas etiquetas químicas son las que activan o desactivan los genes, modificando la fabricación de proteínas.

Los científicos ya habían demostrado que el ejercicio puede aumentar la actividad de ciertos genes haciendo que produzcan mayor número de mitocondrias (orgánulos encargados de regular procesos celulares). Sin embargo, no estaba clara cual era la causa del impulso.

En el  nuevo estudio, los científicos han analizado células de los músculos del muslo de los adultos que habían realizado sesiones de alta y baja intensidad de ciclismo. Luego de la sesión de ejercicios más intensos, las células musculares tenían menos grupos de metilo unidos al ADN y niveles más altos de las proteínas reguladoras de la energía en comparación con las células que habían sido sometidas a un entrenamiento de bajo impacto.

Las modificaciones que se han descubierto en el ADN se conocen como modificaciones epigenéticas, que no es más que una pérdida o incorporación de marcas químicas en el ADN, algo así como un parámetro distinto a la ubicación de las letras del ADN en el genoma.

También la cafeína
Los investigadores también han experimentado con las células musculares de ratas que habían ingerido cafeína, la cual hace aumentar el calcio disponible de cada célula, un componente importante en la contracción muscular. La exposición a la cafeína también parece traer consigo un menor número de grupos metilo unidos al ADN y mayor producción de proteínas.

Este pionero estudio plantea nuevas ideas sobre el papel de las modificaciones químicas, como la metilación, en la función muscular y el desarrollo. Según Michael Skinner, investigador de la Universidad Estatal de Washington "Lo que esto sugiere es que en una etapa temprana de la vida, mientras que los músculos se están desarrollando, se podría programar el músculo.” (elreferente.es)
 
Ver más / ver menos