Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

El inconsciente es la llave para la solución de nuestros conflictos

26.4.13
Entrevista al psicólogo Armando Scharovsky, miembro fundador de la Asociación Latinoamericana de Hipnosis Clínica ( ALADHIC)

Se dedica a la investigación y desarrollo de técnicas propias a las que denomina Hipnosis Clínica Reparadora (HCR) o Introspección Guiada Reparadora (IGR), técnicas que incluyen regresiones a la infancia y a vidas pasadas, reparación de traumas infantiles, tratamiento de pánico, jaquecas, fobias estrés e insomnio y otras enfermedades psicosomáticas.
-Profesor Scharovsky usted es un licenciado en Psicología...¿cómo se inició en la hipnosis?
-La hipnosis me atrajo casi antes que la psicología. Mis primeras lecturas sobre el tema comenzaron en la adolescencia.

-¿Se inició en el proceso como paciente y a partir de ahí empezó su investigación? Háblenos de todo ese proceso personal.
-Como paciente fui tratado, entre otras cosas con Análisis Transaccional de Eric Berne. Y muchos de sus planteos, que en ese caso eran solamente teóricos, fueron luego desarrollados por mí, aplicándolos a pacientes en hipnosis y sus huellas se pueden hallar en la HCR.

-La investigación y desarrollo de técnicas, ¿le fueron sugeridas por la experiencia con usted y con sus primeros pacientes?
-Basta ver un solo paciente en regresión, ese fenómeno interior por el cual el “yo” del paciente se desplaza imaginariamente en el eje del tiempo hacia atrás, al pasado, a la niñez, al momento original de los síntomas, para quedar prendado de las infinitas posibilidades que acuerda esta técnica. Son recursos que apenas comienzan a desarrollarse y que confío que lo harán de la mano de los cientos de alumnos y lectores que he tenido la dicha de alcanzar.

-Sus libros Hipnosis y regresiones a Vidas pasadasHipnosis Clínica Reparadora son un magnífico testimonio de casos muy notables en su experiencia. Pero háblenos de personas que no consiguieron entrar en hipnosis... 
-Cada persona, cada caso, cada momento, es único. Nuestra actitud frente al paciente es de sumo respeto: su inconsciente puede elegir si éste es el momento para enfrentar su problema y si cree que es conmigo y de esta manera como decide hacerlo. Y el inconsciente del paciente lo percibe y, por eso, el porcentaje de resistencias no resueltas es, a la postre, porcentualmente bajo.

-Usted resuelve, a veces en una sola sesión de unas tres horas, lo que el psicoanálisis tardaría años en resolver. ¿Puede hablarnos de esto?
-El objetivo que se ha fijado la HCR y que la hace completamente diferente a las distintas formas de aplicación terapéutica de la Hipnosis, es el de utilizar la posibilidad de dialogar con el inconsciente del paciente que nos brinda, para poder así esclarecer el origen de un síntoma, el trauma que se halla escondido detrás. 

Ese fue el genial aporte de Freud a la comprensión de los pacientes: reconocer que el síntoma es la expresión de un conflicto, es una historia escondida que es necesario que el propio paciente descubra para dejar de “necesitar” el síntoma y así sanar. Para lograrlo, él desarrolló el psicoanálisis, un largo y tortuoso camino hacia el interior. Nosotros buscamos lo mismo, quizás por un atajo. Creemos que “el inconsciente del paciente siempre sabe por qué le pasa lo que le pasa” y que si se lo preguntamos siguiendo algunas normas, nos lo contestará. De alguna manera, lo que nosotros hacemos es “cirugía” más que “clínica”. Nos zambullimos en el mar de dudas del paciente para ayudarlo a encontrar su respuesta.

-Cómo sigue diciendo que no cree en la reencarnación, cuando tiene tantos casos documentados de pacientes que han regresado a vidas pasadas. ¿Cómo lo llamaría entonces?
- Quizás no me expliqué bien. Yo sí creo en la reencarnación, aunque no soy reencarnacionista, no intento explicarlo todo de esa manera. Pero no es importante ni que yo lo crea, ni que lo crea mi paciente: porque si lo que aparece en la mente del paciente no es un “recuerdo verdadero” de una vida anterior, se trataría de una formación simbólica del inconsciente a la manera de los sueños. Y como ha aparecido en respuesta a mi demanda de una explicación que le permita a mi paciente sanar, lo sanará. No intento probar la reencarnación y no creo que las regresiones sean una prueba. Aunque puedo asegurarle que me he encontrado con muchos casos que solamente pueden ser comprendidos, aceptando que la reencarnación existe.

-En los últimos años ha desarrollado la terapia bautizada como Banda Gástrica Virtual, una metodología casi milagrosa para bajar de peso y no volver a engordar. 
-La BGV es una aplicación de la Hipnosis completamente distinta a la de HCR. Aquí la empleamos como una herramienta de reprogramación, para inscribir en el inconsciente del paciente nuevas respuestas frente a la comida, que las aprendidas en la niñez. Porque si a una persona que lo único que sabe hacer para vivir es robar bolsos, lo enviamos a la cárcel seis meses, un año o dos años… ¿Qué va a hacer al día siguiente de salir en libertad?... ¡Claro! ¡Robar bolsos!

Los gordos hacemos eso cuando nos ponemos en dieta: preguntamos cuánto tiempo nos demorará bajar 5 o 10 kilos, y a partir de ese momento comenzamos a contar los días de dieta que nos faltan para salir “a robar bolsos”, o sea, a comer como antes. Y si no cambiamos esa relación con la comida volveremos una y otra vez a reincidir en nuestro problema. Y la hipnosis es una herramienta maestra para lograr esos cambios.

-Usted fue su primer paciente de la Banda Gástrica Virtual. Nos interesan los procesos mentales que le llevaron a su investigación y desarrollo
-Soy hijo de padres hiperobesos y mis problemas con la balanza comenzaron en la niñez. Me he pasado la vida en dieta: “haciéndola” o “rompiéndola”. Y finalmente auné mis conocimientos de la mente humana con mi conocimiento de la mente de los obesos para encontrar un tratamiento que pueda enfrentar nuestro problema no desde hoy hasta que baje equis kilos, sino desde que baje esos kilos hasta el final de mi vida. Es un tratamiento que no se enfrenta con otros sino que los complementa…

-Con respecto a la anorexia nerviosa y la bulimia. ¿Está investigando su tratamiento y cura mediante HCR, como ya ha hecho con la obesidad?
-La bulimia se trata perfectamente con la suma de HCR y BGV con un altísimo porcentaje de éxito. La anorexia es una distorsión de la realidad, una especie de “locura corporal” donde el paciente no tiene noción de enfermedad y por lo tanto no pide ayuda. Y en Hipnosis no podemos alcanzar resultados que el paciente no apruebe y desee con anterioridad.

-¿Quiere añadir algo más? 
-Nos han hecho creer que la hipnosis es una especie de superpoder de la que disponen unos pocos elegidos. Y yo sostengo que “Hipnotizar es fácil. Hipnotizar es peligrosamente fácil”. Y lo demuestro transmitiendo lo esencial de mis técnicas de Hipnosis Clínica Reparadora en cursos breves, de 5 días corridos, en distintas ciudades. Y finalmente, quiero resaltarle que de nada sirve disponer de agua fresca, si el sediento lo ignora. Por eso es tan importante su labor y la de sus colegas que difunden nuestra tarea. 

Fuente: T. F. Herrera en periodistas-es.org/
 
Ver más / ver menos