Novedades
Loading...
felicidad
liderazgo
meditacion
inteligencia emocional

El poder de la atención

24.2.14

Hay que aprender a enfocarse en lo bueno y ser agradecidos por lo que se tiene y por lo que vendrá. El poder de la atención


El ser humano posee (aunque no sea consciente de ello) gran cantidad de "poderes". Los has tenido siempre pero no has sido consciente de ellos; hemos dejado de utilizar nuestras fuerzas para dejarlas en manos de todo lo externo, sintiendo muchas veces que nuestra vida es manejada por influencias externas y que no podemos hacer nada al respecto.

el poder de la atencion
¿Dejarías la basura en tu casa y sin tirar durante años?
Lamentablemente, las personas hacemos esto a diario, tenemos el hábito de guardar todos aquellos recuerdos dolorosos y sacarlos a la luz de vez en cuando para refrescarnos la memoria de lo mucho que hemos sufrido, llevando a cuesta pesadas mochilas emocionales.

Aprender y perdonar
La lección es aprender de los errores y perdonar el pasado, dejar atrás todas esas vivencias que nos hirieron; tomando el aprendizaje en cada una de ellas, nos ayudará a dejarlas ir lo más rápido posible, hacer el viaje ligero y sentirnos libres de culpas, cargas, rencores y frustraciones.

Pero a nuestra mente le gusta divagar todo el tiempo, recordar tristes pasados y tener miedo a lo que nos deparará del futuro, porque lo proyectamos con base en nuestros recuerdos, el universo te da cada día más de lo que estás sintiendo y centrándote: cuidado con los constantes pensamientos negativos.

Adicciones emocionales
Cada vez que tenemos un problema; el cerebro segrega una sustancia que se extiende por todo el cuerpo, de ahí que tengamos adicciones emocionales

Por ejemplo: si enojarnos es común en nosotros, ya hemos segregado por mucho tiempo esa sustancia, necesitando todos los días nuestra buena dosis, buscando inconscientemente las personas o circunstancias donde podamos obtener nuestro "chute": tráfico caótico, discusiones familiares, largas colas, broncas con el jefe, etc.........y todo para satisfacer esta adicción creada por conductas repetitivas; y así serán iguales un día tras otro, hasta que nos hagamos conscientes de que necesitamos cambiar de mentalidad.

Enfocarse en el presente
Si estamos centrados en el momento presente, se produce automáticamente una sensación de paz y alegría; pregúntate en este instante: ¿Qué problema tengo? Podrás responder con un sinfín de quejas; pero si las  analizas bien, verás que proceden de recuerdos del pasado o miedos del futuro.

Por supuesto que todos tenemos cosas que resolver en el futuro inmediato, ya sean cuestiones familiares, económicas, de trabajo, etcétera. Pero en este momento presente sólo se te permite enfocarte en una sola cosa a la vez. ¿De que te sirve preocuparte ahora por la mañana de que tienes que recoger a tus hijos por la tarde al colegio?.......y es así es como vas tomando cada cosa a su tiempo, sin sentirte abrumado por creer que tenemos que resolver todo ya. 

El poder de la atención
Utiliza el poder de la atención en el momento presente, deja de lado las emociones que alguna vez te lastimaron y te roban este preciso instante. Enfócate en lo bueno, da las gracias por lo que ya tienes y por lo que vendrá, veamos a la adversidad sólo como una cuestión, que se arreglará en el momento que corresponda.

Decide voluntariamente que es lo que te va a influir y elige lo bueno: programas de televisión, amistades, distracciones, todo aquello que te haga sentirte bien y de manera positiva será de gran ayuda para dejar de lado eso que te ha dado vueltas durante todo el día.

Cuando estas enfocado en el aquí y ahora, entras a un océano de posibilidades que te brindarán paz, tranquilidad y felicidad, ese ha sido el propósito primordial de la meditación, anclarte en el momento presente.

El pasado ya pasó, el futuro es incierto, el presente es lo único que tenemos, vívelo intensamente.
 
Ver más / ver menos